Recogida de setas

Con la llegada del otoño la naturaleza se transforma, modifica su color y cambia su piel; las hojas caen poniendo, a nuestros pies, una mullida alfombra.

El mundo de las setas es tan fascinante como inmenso. Se conocen unas 100.000 especies de hongos y setas diferentes. España, con unas 2.000 especies conocidas, unas escasas y de difícil identificación y otras comunes y fácilmente identificables, es uno de los países más ricos en variedad micológica.

Sus propiedades alimenticias son comparables a las de los vegetales; noventa por ciento de agua, ricas en proteínas vegetales, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibras, a la vez que son pobres en grasas. Se calcula que su valor nutritivo es mayor que el de las legumbres.

Eso si, si decides iniciarte en esta actividad debes de tener en cuenta una serie de pautas básicas y recomendaciones que te ayudaran en tu tarea:

Existe una Ordenanza Municipal y un Plan de Aprovechamiento Micológico que debes conocer y respetar.

Se debe obtener un permiso de recolección y recolectar no más de una cantidad y especies diarias.

Debe seguir en todo momento las indicaciones del personal al servicio y agentes.

Son faltas graves el abandono de residuos y restos en la zona.

  • Si no la conoce no la coma
  • No puede emplear bolsas de plástico para recolectar las setas. Se le ensuciarán y fermentarán. Debe usar cestas.
  • No recolecte más de lo que sea capaz de consumir. aunque no llegue al límite de lo permitido